Chile » Región Metropolitana » Santiago » / Martes 31 de Marzo del año 2009 / 15:21 Horas.

El uso de los métodos anticonceptivos antes y después del matrimonio
un en enfoque Cristiano...




Qué es un método anticonceptivo?

Se debe comenzar por aclarar que “Método” es un modo de decir o hacer, obrar o proceder. Un método es una regla o técnica que puede ser usado en diferentes áreas. En ese sentido hay métodos de investigación, de estudio, de interpretación y muchos más. Por otro lado, el término anticonceptivo tiene que ver con ir contra de, la partícula “anti” hace alusión a un elemento contrario a algo, en este caso, a la concepción humana. Esa es precisamente lo que propone el anticoncepcionismo al desarrollar todo una doctrina que propugna el empleo de prácticas para evitar la concepción.

 

 

 

¿Se debe usar un método anticonceptivo antes del matrimonio?

 

Al hablar del uso de métodos anticonceptivos antes del matrimonio, evidentemente estamos ante una actividad sexual. Esta conlleva una serie de consecuencias lógicas que van desde un embarazo hasta la muerte ocasionada por enfermedades como el SIDA. Ahora bien, siendo que nadie está interesado en adquirir enfermedades o enfrentar un embarazo prohibido, ven como una solución  el uso de los métodos anticonceptivos. Sin embargo, atendiendo el consejo de Dios,  nos damos cuenta que la relación sexual está enmarcada exclusivamente dentro del matrimonio. En Hebreos capítulo 13 y verso 4, leemos: “Sea el matrimonio honroso en todos, y el lecho matrimonial sin mancilla, porque a los inmorales y a los adúlteros los juzgará Dios”.

 

Entonces, se preguntará mi amigo lector, ¿qué hacemos con la realidad actual de miles de chicos y chicas que desde la adolescencia llevan una vida sexualmente activa?

 

Efectivamente ahí es donde está el problema. Obviamente todo aquel que prefiere dejarse guiar por sus instintos carnales antes que los valores divinos tendrá que tomar una decisión  sobre el tema. La decisión es simple: Por un lado optar por la obediencia a Dios de que el sexo es para los casados. Por otro lado, optar por revelarse a Dios consciente de que siempre habrá consecuencias físicas, morales y espirituales que un día te pasarán la factura y puede que traiga intereses.

 

 

 

¿Qué de los métodos anticonceptivos dentro del matrimonio?

 

Cuando se llega al matrimonio, las cosas son un poco diferentes. Particularmente respeto la decisión que cada matrimonio pueda tomar. Sin embargo, considero que hay algunos principios que se pueden tomar en cuenta antes de decir si o no a los métodos de planificación familiar. Veamos:

 

1.  El principio de la responsabilidad:

 

     Este principio debe hacer ver a cada matrimonio que no sólo se trata de traer un hijo al mundo. Detrás de él hay muchas obligaciones que cubrir. Este principio se encuentra olvidado cuando nos damos cuenta que muchos niños no tienen ni      siquiera lo necesario. Es probable que sus progenitores sólo pensaron en la fecundidad y no en la responsabilidad. Esto plantea una pregunta interesante ¿qué será preferible, una familia pequeña con padres responsables de acuerdo a sus capacidades o una familia muy grande pero con situaciones precarias?

 

2.  El principio de la vida (Éxodo 20:13):

 

El principio de la vida es importante tomarlo en cuenta al hablar de los métodos anticonceptivos. Algunos los clasifican de      la siguiente manera: Métodos mecánicos o de barrera, métodos químicos y hormonales, Métodos quirúrgicos, Métodos gestagénicos y otros. En ese sentido si se planifica debe tomarse muy en cuenta que el método a utilizar no caída en la      clasificación de abortivos, ya que varios de ellos pertenecen a esa línea, y recordemos que único que esta autorizado para el cese de la vida es Dios.

 

Fuente:vivametapan.com/julio2008/reportaje.html

 

Cp-mo




















378 Lecturas