Chile » Región Metropolitana » Santiago » EMBARAZO / Lunes 10 de Noviembre del año 200 / 18:49 Horas.

Lo que no debe hacer
y consumir una embarazada...




Si bien durante el embarazo la mujer puede y debe seguir con su habitual rutina hay algunos aspectos que en los que debe poner especial atención. De partida es necesario que elimine o reduzca el consumo de productos dañinos, como el alcohol y el tabaco. Debe, además, extremar su preocupación por una alimentación sana y equilibrada.

Una ingesta inadecuada de nutrientes puede traer serias consecuencias para el bebé, incluso con riesgo de aborto, de parto prematuro o de bajo peso. Esto porque la mala alimentación materna retrasa el crecimiento de la placenta y el desarrollo cerebral, especialmente durante el primer trimestre de gestación.

Por regla general los alimentos naturales son los mejores, por lo que se deben evitar aquellos que contengan altas cantidades de productos químicos, tales como los procesados y los con aditivos, saborizantes y colorantes.

Asimismo, durante el embarazo debe restringirse el consumo de grasas y azúcares. No son aconsejables las carnes poco cocinadas y los quesos elaborados a base de leche no pasteurizada. Tampoco el consumo de café, té y gaseosas con cafeina.

Asimismo se debe prescindir del exceso de hígado, ya que este producto es rico en vitamina A, la que en grandes dosis puede causar defectos de nacimiento. Por lo demás, la dieta ideal de la embarazada ya incluye esta vitamina que se concentra principalmente en las zanahorias y frutas.

Respecto del alcohol, no se puede fijar un límite, porque los efectos varían de una mujer a otra. No obstante, hay que tener en cuenta que es una droga que puede dañar al espermatozoide y al óvulo antes de la concepción y también al embrión en desarrollo.

El uso de drogas y algunos medicamentos puede traer graves efectos en la salud del niño. Los fármacos deberán consumirse sólo por prescripción médica siempre tomando en cuenta si el beneficio será mayor que el riesgo que puede correr el feto. Sin embargo, hay que evitar los analgésicos y antibióticos.

En el caso de los estupefacientes se han demostrado efectos severos, por lo cual deben ser eliminados.

La actividad física

Es recomendable realizar deportes o tener alguna actividad física. Pero, sin exagerar, ya que bajo la influencia de las hormonas del embarazo, las articulaciones y tendones están más flojos, por lo que el riesgo de lesionarse es mayor. Entonces se deben obviar los saltos de altura, las carreras y las actividades de alto riesgo, como montar a caballo o esquiar.

Lo más importante es no agotarse o hacer mucho esfuerzo a la hora de realizar un ejercicio.

Cp-mo





http://www.padresok.com/paginas/ver_nota.cfm?TipoVisor=detalle&ObjectId=DF8FD686-6582-11D4-AC020050DAB80EA7















481 Lecturas