¿QUÉ SABES ACERCA DEL MIELOMA MÚLTIPLE?, CAUSAS, FACTORES DE RIESGO Y TRATAMIENTOS

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer que se forma en un tipo de glóbulo blanco o célula plasmática; estas células ayudan a combatir las infecciones a través de la fabricación de anticuerpos que atacan a los microorganismos.

Los síntomas del mieloma múltiple pueden variar, y al inicio de la patología, es posible que no se presente ninguno. Cuando se presentan los síntomas, éstos pueden comprender infecciones recurrentes, desorientación o confusión mental, dolor en los huesos, fundamentalmente en pecho y columna, debilidad o entumecimiento de las piernas, fatiga, sed excesiva, estreñimiento, adelgazamiento, náuseas y pérdida del apetito.

Si tienes síntomas persistentes que te preocupan, debes acudir a tu médico.

No existen causas específicas para el padecimiento del mieloma; los médicos consideran que el mieloma tiene su inicio con las células plasmáticas anormales presentes en la médula ósea; este tipo de células se multiplica rápidamente y desplazan los glóbulos blancos y los glóbulos rojos sanos, lo que ocasiona fatiga e incapacidad del organismo para combatir las infecciones.

Las células del mieloma, continúan intentando producir anticuerpos, pero los generan de manera anormal, y el cuerpo no las puede utilizar, sin embargo, éstos se acumulan en el organismo y ocasionan problemas como, daño renal, óseo, y aumenta el riesgo de sufrir fracturas.

Entre los factores que aumentan la probabilidad de desarrollar el mieloma múltiple, están:

.  Antecedentes de gammapatía monoclonal de significado incierto.

. Sexo masculino, los hombres son más propensos a tener esta patología.

. Antecedentes familiares de mieloma múltiple; si alguno de tus padres sufre de este padecimiento, tienes mayor riesgo de tenerlo.

. Raza afroamericana, este tipo de individuos tienen el doble de probabilidades de sufrir mieloma múltiple que otras razas.

. Edad avanzada; con la edad aumenta el riesgo de sufrir de mieloma múltiple; la mayoría de las personas son diagnosticadas a los 65 años.

Cuando la enfermedad se complica, puede comprender: función renal reducida y causar graves daños como insuficiencia renal; infecciones frecuentes, este tipo de células del mieloma limita la disposición del cuerpo para combatir infecciones; anemia, al ser desplazadas las células sanguíneas por la del mieloma múltiple, se ocasionan problemas de la sangre y anemia; problemas óseos, el mieloma múltiple puede afectar los huesos causando dolor óseo, además de adelgazamiento de los huesos y fracturas.

Los procedimientos o pruebas empleadas para el diagnóstico del mieloma múltiple pueden comprender, examen de la médula ósea, donde se extrae una muestra de la médula con la finalidad de realizar un análisis de laboratorio; éstas se examina en busca de células de mieloma.

Análisis de sangre; los análisis de laboratorio pueden revelar la presencia de proteínas M producidas por las células del mieloma. Así mismo, se puede detectar en la muestra, Beta – 2 – microglobulina, que es otra proteína anormal producida por las células del mieloma múltiple.

Pruebas de diagnóstico por imágenes; con este tipo de pruebas se detectan problemas óseos asociados con el mieloma múltiple; algunas de estas pruebas son, tomografía computarizada por emisión de positrones, resonancias magnéticas o radiografías.

Análisis de orina; estos análisis pueden indicar la presencia de proteínas M, conocidas como proteínas de Bencejones en la orina.

Si padeces síntomas, el tratamiento adecuado y oportuno puede ayudarte a aliviar tus molestias, controlar las complicaciones, estabilizar el padecimiento y retardar el avance del mieloma múltiple.

Las opciones para tratar el mieloma múltiple comprenden las siguientes:

Terapia dirigida: los tratamientos de terapia dirigida se administran vía intravenosa o en forma de píldoras. El bortezomib, carfilzomib e ixazomib son medicamentos de este tipo que bloquean la acción de una sustancia en las células del mieloma que desintegra las proteínas; esta acción provoca que las células del mieloma mueran.

Otros tratamientos con terapia dirigida comprenden medicamentos con anticuerpos monoclonales; estos se unen a proteínas específicas de las células del mieloma y ocasionan su muerte.

Corticoesteroides; los corticosteroides regulan el sistema inmunitario para controlar la inflamación del organismo; entre estos medicamentos están, la dexametasona y la prednisona.

Terapia biológica; este tipo de medicamentos se administran en forma de tabletas y combaten las células del mieloma a través del sistema inmunitario del organismo; entre estos medicamentos se encuentran pomalidomida, talidomida y lenalidomida.

Radioterapia, se utiliza para reducir las células del mieloma en un sector específico del cuerpo, dañarlas y detener su crecimiento; se emplea energía con rayos x y protones.

Quimioterapia, se usan dosis altas de medicamentos químicos por vía intravenosa o en forma de tabletas; estos medicamentos matan las células de rápido crecimiento como las del mieloma.

Trasplante de médula ósea; con este procedimiento quirúrgico, se reemplaza la médula ósea enferma por médula ósea sana.

En cuanto a la medicina alternativa, para ayudar a disminuir el estrés producido por tu padecimiento así como los efectos secundarios del mieloma y de su tratamiento convencional, se pueden realizar ejercicios de relajación, meditación, terapia musical y yoga.

Cuida tu salud.

Impactos: 4

Deja un comentario