¿CUÁLES SON LOS PROCEDIMIENTOS QUIRÚRGICOS Y NO QUIRÚRGICOS PARA AFRONTAR LA AGENESIA VAGINAL?

La agenesia vaginal es una afección no muy común que consiste en que la vagina no llega a desarrollarse y el útero lo hace de manera parcial o simplemente no se desarrolla. Es un trastorno congénito y puede estar relacionado con malformaciones renales, esqueléticas o cardíacas.

También llamada aplasia mulleriana o síndrome de Mayer-Rokitansky-Kuster-Hauser, puede tener tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos.

Posterior al tratamiento, puedes, de ser posible, tener vida sexual.

Aquellas mujeres en donde no se desarrolla o lo hace parcialmente el útero no tienen posibilidad de gestar. No obstante, si hay ovarios sanos, posiblemente  tengas descendencia si te sometes a una fecundación in vitro o a una embarazo sustituto.

La sintomatología de la agenesia vaginal puede pasar desapercibida hasta la adolescencia y no llega la regla (menstruación). Algunas mujeres pueden presentar dolor y calambres abdominales mes a mes. Al presentarse este cuadro, es necesario consultar al médico especialista.

A pesar de que las causas no están claras, la ciencia cree que en algún punto durante las primeras 20 semanas de gestación, los tubos o conductos mullerianos no se forman como debe ser. Uno de estos conductos se convertirá, en condiciones normales, en el útero y la vagina, y el otro, en las trompas de Falopio.

Lo más notable de este trastorno es la afectación de la vida sexual antes de recibir tratamiento. Luego de él, se puede llevar una vida sexual normal.

De acuerdo a la edad, será el pediatra o ginecólogo quien diagnosticará la enfermedad a partir de tu historia clínica y una exploración física.

Los diferentes momentos son:

. Descubren el trastorno en el neonato, si tus padres o tu médico detectan que no tienes abertura vaginal o anal.

. De niña, durante un examen por un presunto problema de riñones

. Durante la pubertad, si tus períodos menstruales no empiezan, aunque ya se te hayan desarrollado los senos y tienes vello púbico y en las axilas.

Además del examen físico, es posible que el médico recomiende que te hagas otros análisis como los de sangre para evaluar los cromosomas y medir los niveles de hormonas pueden confirmar el diagnóstico. Una ecografía para determinar si tienes útero, ovarios y la ubicación de los riñones. La resonancia magnética que proporcionará al médico una imagen detallada del aparato reproductor y los riñones.

Es común que, el tratamiento para la agenesia vaginal se lleve a cabo al final de la adolescencia o después de los 20 años.

Va a depender de las individualidades de la afección, que el doctor decida cuál es la mejor opción de tratamiento:

Autodilatación: permitirá crear una vagina sin necesidad de cirugía. Aquí tienes que hacer presión sobre pequeña varilla redonda (dilatador) contra la piel o dentro de la vagina que tienes durante media hora, durante dos 2 horas al día.

Se recomienda hacerlo después de un baño caliente, pues la piel se dilata mejor bajo esta condición .A medida que pasan las semanas, cambias a dilatadores de mayor tamaño. Pueden pasar unos meses hasta obtener los resultados que deseas.

Otra opción es la dilatación vaginal mediante el acto sexual; es la dilatación vaginal provocada por actos sexuales frecuentes, en el caso de las mujeres que tienen parejas dispuestas a hacerlo y:

. Se suele necesitar lubricación artificial.

. El sangrado y el dolor son posibles efectos secundarios.

. Si te gusta probar este método, consulta con tu médico sobre la mejor manera de hacerlo.

Cuando la autodilatación no funciona, la intervención quirúrgica (vaginoplastia) podría ser una opción para la creación de una vagina funcional.

Para la vaginoplasta, las opciones son las siguientes:

Uso de injertos de piel (procedimiento de McIndoe). Se usa piel de los glúteos para crear una vagina. El cirujano hace una incisión en la zona donde tendrás la vagina, inserta el injerto de piel para crear la estructura y coloca un molde en el canal recientemente formado. El molde se deja colocado durante una semana.

Después, utilizas un dilatador vaginal, semejante a un tampón duro, que extraes cuando usas el baño o tienes relaciones sexuales. Posteriormente, alrededor de tres meses, usarás el dilatador únicamente por la noche. Las relaciones sexuales con lubricación convencional y expansión esporádica te ayudan a conservar una vagina funcional.

Introducción de un aparato médico (procedimiento de Vecchietti). En el procedimiento de Vecchietti, el especialista coloca un dispositivo con forma de oliva en la abertura de la vagina. Con el auxilio de una herramienta de observación delgada e iluminada (laparoscopio), el cirujano conecta el dispositivo con forma de aceituna a un dispositivo de arrastre espaciado, situado en la porción debajo del abdomen.

Todos los días, durante cerca de una semana, tensionas el dispositivo de tracción, empujando el dispositivo con forma de aceituna poco a poco y hacia dentro para originar una vagina. Posteriormente de que el galeno extrae el dispositivo, tienes que insistir con dilatación manual. Es posible que, para tener relaciones sexuales, necesites lubricación artificial.

Vaginoplastia intestinal. Aquí, el cirujano deriva una porción del colon hacia un orificio en la zona genital para crear una nueva vagina. El cirujano luego conecta nuevamente el colon restante. No tienes que usar un dilatador vaginal todos los días después de esta cirugía y tienes menos probabilidades de necesitar lubricación artificial para las relaciones sexuales.

Enterarte de que tienes agenesia vaginal puede ser complicado. Por eso, el médico recomendará la cooperación de un psicólogo o de un asistente social en tu equipo de tratamiento. Estos profesionales pueden responderte preguntas y ayudarte a luchar con algunos de los aspectos más difíciles de sufrir agenesia vaginal, como la potencial esterilidad. Algunas mujeres prefieren acercarse a un grupo de apoyo de mujeres que enfrentan la misma complicación. Puedes hallar un grupo de apoyo en línea o preguntarle al médico si tiene información sobre alguno.

Cuida tu salud.

Impactos: 5

Deja un comentario