¿QUÉ HACER FRENTE A LAS PICADURAS DE MEDUSA?, GUÍA MÁXIMA SOBRE LO QUE SE DEBE HACER Y LO QUE NO

Es frecuente para las personas que nadan o bucean en el mar, sufrir lesiones cutáneas por las picaduras de las medusas. Los tentáculos de estas criaturas marinas pueden inyectar veneno a través de miles de aguijones microscópicos.

Los tentáculos de las medusas contienen aguijones microscópicos. Cada aguijón posee un bulbo diminuto que lleva veneno. Este animal emplea este mecanismo para protegerse y matar a las presas.

Cuando rozas un tentáculo, inmediatamente se libera el veneno de los aguijones, penetra la piel  y es posible que ingrese al torrente sanguíneo.

La mayoría de las medusas son medianamente inofensivas para las personas, pueden ocasionar dolor fuerte y reacciones alérgicas leves. No obstante, hay algunas especies que generan problemas graves a los humanos:

Cubomedusas. Pueden provocar dolor intenso y en algunos casos poner en riesgo la vida. Se encuentran en las aguas cálidas del Pacífico e Índico.

Carabela o fragata portuguesa. Vive en mares cálidos. Este tipo de cnidarios, tiene una burbuja llena de gas que la mantiene en la superficie del agua.

Ortiga de mar. Habitan por toda la costa oeste de los Estado Unidos, en especial en la Bahía de Chesapeake.

Medusa melena de león. Son las medusas más grandes del mundo, con un diámetro corporal de un metro. Se ubican en regiones frías de los océanos Pacífico y Atlántico.

Las posibilidades de ser picado por estos cnidarios aumentan en las siguientes condiciones:

. Nadar en lugares donde se conoce de la presencia de medusas y más si hay proliferación de ellas.

. Nadar o bucear sin ropa de protección cuando se sabe que hay medusas.

. Jugar o tomar el sol en playas donde existe la posibilidad de toparse en la orilla con estos animales.

Algunos de los síntomas que se producen por las picaduras de medusas son:

Marcas rojas, marrones o moradas en la dermis, picazón e hinchazón, ardor, hormigueo en la zona afectada y dolor punzante.

Cuando se complican, pueden producir: dolores o espasmos musculares, cefaleas, dolor de estómago, náuseas y vómitos, debilidad, somnolencia, desorientación y desmayos, problemas para respirar, complicaciones cardíacas y síndrome de Irukandji (dolor en el pecho, estómago y problemas del corazón y presión alta).

Lo grave de la reacción alérgica que se produce por las picaduras de medusas va a depender de ciertos factores como:

. La edad y estado de salud de la persona afectada. Son más fuertes en infantes y en personas que cursan con alguna enfermedad.

. Tiempo de exposición a las picaduras.

. Tamaño de la zona afectada.

. Tipo de medusa y su dimensión.

Las siguientes recomendaciones te ayudarán a reducir la exposición a las picaduras de medusas:

. Infórmate de los lugares donde puedan habitar las medusas. Conversa con pobladores y socorristas antes de nadar o bucear en aguas desconocidas.

. Usa un traje de protección. Debes usar un traje de neopreno, traje de buzo o ropa protectora; además de calzado protector, porque las picaduras pueden ocurrir en aguas poco profundas.

. Evita entrar al agua durante la temporada de medusas. No ingreses al agua cuando veas flotar en la superficie cnidarios en abundancia.

Generalmente, no resulta necesario que debas consultar con el médico por una picadura de medusa, sin embargo, si debes hacerlo, el galeno te diagnosticará la lesión tan solo con observarla.

. Es importante tener en cuenta que el tratamiento dependerá del tipo de medusa que haya ocasionado la lesión. El médico puede tomar muestras de los aguijones.

El procedimiento médico para tratar las picaduras de medusas va desde los primeros auxilios hasta tratamientos médicos prolongados, de acuerdo con la gravedad de la lesión y el tipo de animal involucrado.

Primeros auxilios: las picaduras leves de las medusas se pueden tratar con las siguientes medidas:

. Extraer con cuidado, los tentáculos visibles empleando unas pinzas finas.

. Remojar la piel en agua caliente (43 a 45° C). Se mantiene la zona lesionada sumergida durante 20 a 45 minutos.

Tratamiento médico de emergencia:

. Atención de urgencia. En caso de que la persona sufra de una reacción alérgica severa y necesite reanimación cardiopulmonar (RCP), soporte vital o un antídoto (en caso de una cubomedusa).

. Tratamiento oral. Se pueden tratar con antihistamínicos orales, corticoesteroides y analgésicos.

. Cuando la lesión es ocular, se debe enjuagar el ojo y buscar tratamiento de inmediato con el oftalmólogo, quien controlará el dolor y realizará un lavado profundo del ojo y de la zona que lo rodea.

A continuación te decimos que es lo que no debes hacer en caso de picaduras de medusas: quitar los aguijones, enjuagar la zona afectada con agua de mar, lavar la lesión con orina humana, limpiar la picadura con agua dulce, aplicar ablandador de carne, utilizar alcohol o amoníaco, frotar con una toalla y colocar vendas de inmovilización por presión.

Cuídate de las medusas.

Impactos: 4

Deja un comentario