¿POR QUÉ ME QUEDÉ SIN VOZ?, AQUÍ LA RESPUESTA

¿POR QUÉ ME QUEDÉ SIN VOZ?, AQUÍ LA RESPUESTA

Las afecciones de la voz son muy frecuentes y las causas son variadas. Para diagnosticarlas, los logopedas y médicos trabajan en conjunto, estos profesionales de la salud son quienes  aplicarán los tratamientos adecuados, dependiendo de las causas, y pueden comprender la indicación de fármacos, inyecciones o intervenciones quirúrgicas.

La laringe, una “caja” ubicada entre la parte superior de la tráquea y la lengua; contiene cartílagos, músculos y membranas mucosas. Cuando el aire pasa a través de la laringe y hace vibrar las cuerdas vocales, se produce el sonido. Estas cuerdas también se cierran para no permitir el paso de líquidos y comida hacia los pulmones.

Los trastornos de voz se originan cuando las cuerdas vocales experimentan una inflamación y crecimiento desproporcionado o se paralizan.

Muchas personas desarrollan los siguientes trastornos:

Lesiones precancerosas y cancerosas.

Disfonía espasmódica (trastornos neurológicos de la voz)

Laringitis

Manchas blancas (leucoplasia)

Pólipos, nódulos en las cuerdas vocales (no cancerosas)

Parálisis de las cuerdas vocales

Aumentan las probabilidades de padecer de cualquiera de estos trastornos de la voz si, estás en tercera edad, padeces de alergias, has desarrollado reflujo gastroesofágico, consumes bebidas alcohólicas, sufres de continuos resfriados e infecciones de las vías respiratorias, tratas de aclarar la garganta de manera inadecuada y de forma prolongada, pasas por trastornos neurológicos, estrés psicológico, gritas, te has hecho cirugía en la zona delantera del cuello, fumas, cursas cáncer de garganta o deshidratación de la misma, tienes problemas de tiroides, usas mal la voz o de manera excesiva.

Al acudir al médico, te realizará un examen físico y te hará un cuestionario sobre los síntomas. Para revisar las cuerdas vocales, posiblemente, el doctor aplicará anestesia tópica. Esta revisión se puede hacer con diferentes instrumentos:

. Laringoscopios, tubos flexible y rígido con cámara y luz que se introducen por la nariz y boca respectivamente.

. Espejo, parecido a los espejos dentales inclinados, un instrumento firme y largo que se inserta por la boca.

. El videoestroboscopio, que es una cámara con luz que parpadea rápidamente para observar el movimiento en cámara lenta de las cuerdas vocales.

Otras adicionales: análisis acústico, donde el médico, a través de un ordenador, determina las anormalidades de la voz producida por las cuerdas vocales. Y la electromiografía de la laringe, en la que se introducen agujas en la piel para medir corriente eléctrica en músculos laríngeos.

Dependiendo del diagnóstico que se haga, el tratamiento puede incluir:

Reposo de la voz, mucho consumo de líquido, terapia para la voz, si te enseñan a utilizar la voz eficientemente, sigue estas recomendaciones para no forzarla, limpiar la garganta de manera adecuada, dejar de fumar, que no solo mejorará tu voz, sino reducirá el riesgo de padecer cáncer y problemas cardíacos.

Si una de las causas es algún tipo de alergia que promueve el desarrollo de mucha mucosidad en la garganta, el especialista podrá establecer el tratamiento adecuado.

Algunos fármacos son utilizados para la inflamación, reflujo, prevenir el crecimiento de vasos sanguíneos, entre otras afecciones. Estas medicinas pudieran inyectarse en las cuerdas vocales, tomarse vía oral o usarse de manera tópica.

Existen procedimientos para corregir trastornos de voz producidos por pólipos y quistes. En estos casos, corresponde extirpar estas lesiones no cancerosas.

Para la extirpación de estas y otras lesiones cancerosas y precancerosas como papilomatosis respiratoria y leucoplasia, se llevan a cabo procedimientos tales como microcirugías, cirugías láser con dióxido de carbono y, cuando corresponde, los últimos tratamientos con láser, como el de fosfato de potasio y titanio.

Pequeñas dosis  de botox en inyecciones en la piel del cuello pueden reducir los espasmos musculares o los movimientos anómalos si tienes un trastorno neurológico del movimiento que afecta los músculos de la laringe (disfonía espasmódica).

Cuando la cuerda vocal se paraliza, surge la ronquera o te quejes de asfixias mientras bebes líquido, pero con el tiempo esta afección desaparece.

En caso que no desaparezca, se empuja la cuerda vocal paralizada para lograr su cercanía a la mitad de la tráquea y vibrar junto a las demás cuerdas; mejorando la voz y permitiendo a la laringe cerrarse cuando te toque tragar.

Las inyecciones de grasa o de colágeno por la boca o piel del cuello para lograr dar volumen a la cuerda vocal que está paralizada. El material logra llenar el espacio entre las cuerdas y logra acercarlas para que puedan vibrar al unísono.

En la tiroplastia, se hace una pequeña abertura en el cartílago desde la parte exterior de la laringe. El doctor inserta un implante desde la abertura y lo empuja contra la cuerda vocal que está paralizada para que se aproxime a las otras cuerdas vocales.

Cuida tu voz.

Impactos: 4

Deja un comentario