ME DA VERGÜERZA HABLAR DE LO QUE OCURRE EN MI VULVA. ¿QUÉ SABES DE LA VULVODINIA?

La Vulvodinia es un trastorno que puede durar meses y hasta años. Causando mucho dolor, comezón e irritación en el área vulvar, e incluso en la entrada de la vagina, lo que ocasiona mucha molestia sobre todo al sentarse y al tener una relación sexual.

A pesar de que los signos no sean visibles y de que te pueda dar vergüenza hablar de los síntomas, debes hablar con tu médico para tratar de buscarle una solución un tu problema.

Cuando se presenta la vulvodinia, los principales síntomas que se desarrollan son: inflamación en el área antes mencionada, comezón, sensación pulsátil, dolor  cuando se tienen relaciones sexuales e inflamación. El dolor puede mantenerse en el tiempo o ser esporádico, y puede aparecer incluso sólo cuando te tocas.

Además, las lesiones pueden abarcar toda el área vulvar, así como sólo pequeñas regiones.

Existe una enfermedad similar a la vulvodinia qué es la vestibulodinia, en la que se producen intensos dolores en la entrada de la vagina.


Cuando acudes al doctor es porque el dolor en la región genital ya es insoportable y, es necesario que le pidas al profesional de la salud, que te refiera a un ginecólogo para que este pueda descartar otras afecciones en la región vulvar o vaginal como el herpes, candidosis, lesiones precancerosas o síndrome genitourinario. En todo caso, es importante que antes de ir al médico no utilices de manera frecuente, fármacos de venta libre.

Las causas de la vulvodinia no se conocen con certeza, pero existen elementos de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer este trastorno, cómo infecciones vaginales de anterioridad, alergias, cambios en niveles hormonales y golpes o irritación en los nervios que rodean la vulva.

Como consecuencia de la vulvodinia se pueden acarrear problemas emocionales, ya que suele ser doloroso a la hora de las relaciones sexuales, por lo que este cuadro se puede complicar con depresión, ansiedad, reducción de la calidad de vida, problemas de pareja y alteración de la imagen corporal.

El médico, al chequearte, te hará algunas preguntas sobre tus antecedentes clínicos, sexuales y de intervenciones. Depende de la gravedad de sus síntomas y luego del chequeo, puede hacerte un examen pélvico  en el que se observan los genitales en su parte exterior para detectar infección y otros síntomas. Y, Muy probablemente se van a tomar muestras de células de la vagina.

Para poder revisar suavemente las áreas de dolor, el doctor toca con un hisopo y así poder determinar áreas de dolor.


Los tratamientos para la vulvodinia se centran en aliviar los síntomas. Para ello, se pueden indicar fármacos como antidepresivos tricíclicos, anticonvulsivos para el dolor crónico, y para aliviar la comezón corticoesteroides.

Otro método qué alivia los dolores es que el promueve la relajación de músculos pélvicos en lo que se llama técnica de biorretroalimentación.

También el uso de anestesia local a través de un ungüento, que incluso puedes usarlo media hora antes del acto sexual.

Bloqueadores nerviosos para reducir el grado de sensibilidad de los nervios

Cuando es necesaria la cirugía, lo que se hace en estos casos de vulvodinia y vestibulodinia es la eliminación de tejidos afectados (vestibulectomía).

Ahora bien, en casa, es bueno colocarse compresas frías para aliviar el dolor y la picazón. Así como también es aconsejable tomar duchas de agua tibia de 10 minutos con sulfato de magnesio o avena coloidal.

Evita usar mallas herméticas de nylon y además, ropa muy ajustada, sobre todo en épocas de calor cuando aumenta la temperatura y la humedad, porque puede causar mucha irritación.

Evita los jacuzzis calientes, no uses tampones y no lleves a cabo actividades que puedan ejercer mucha presión en la vulva, como el ciclismo y montar a caballo.

Cuando vayas a lavar los genitales, hazlo muy suavemente y puedes colocar vaselina para mantener el área lubricada, lubricación que incluso puedes hacer antes de tener relaciones sexuales.

Otras alternativas a la medicina relajarse, reducir el nivel de estrés, y, se ha demostrado que algunas mujeres consiguen alivio gracias al yoga, la meditación y los masajes.  

Es importante que si desarrollas la vulvodinia, puedas informarte acerca de los síntomas y los antecedentes que han tenido otras mujeres. Además surten buenos efectos las psicoterapias de pareja para superar problemas a consecuencia de este trastorno.

Cuídate, quiérete.

Impactos: 0

Deja un comentario