¿QUÉ ES EL NEUMOTÓRAX O COLAPSO PULMONAR?, CAUSAS Y TRATAMIENTOS

Un trauma físico, o una lesión con penetración en el tórax, puede provocar que el aire se aloje entre los pulmones y la pared de la caja torácica. Este aire ocasiona una presión tal que hace, eventualmente, colapsar los pulmones, pero generalmente parte de ellos. A este colapso pulmonar se le denomina como neumotórax.

Éste  puede provocar dolor súbito en el pecho, se hace difícil la respiración o por lo menos la ventilación, y se constituye como un hecho que puede poner en riesgo la vida del paciente.

La aceleración del ritmo cardiaco, sudoración excesiva, palidez y tos fuerte, en ocasiones con sangre, son síntomas secundarios que se presentan en un número de pacientes más reducido.

La medida de primera línea para enfrentar este colapso pulmonar es insertar una aguja flexible en zona intercostal para extraer el exceso de aire retenido allí.

Algunas causas muy comunes para que se produzca el neumotórax son lesiones producidas a consecuencia de los accidentes automovilísticos y peleas (traumático), accidentes durante intervenciones quirúrgicas (yatrógeno) donde se usen agujas que se insertan en el pecho, y sin causa aparente (espontáneo).

En otros casos, es muy probable que si el tejido pulmonar está dañado, este colapse por sí solo y sea causado por enfermedades como la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), fibrosis quística y neumonía.

Por otro lado, las bullas (ampollas de aire) que ocurren en la parte superior del pulmón, pueden reventar y filtrar aire hacia fuera de los pulmones.

Cuando somos asistidos por ventilación mecánica, el respirador podría establecer un desequilibrio de presión de aire en el pecho y provocar el colapso total del pulmón.

Cuando reunimos ciertos factores, aumentamos nuestra posibilidad de sufrir un neumotórax:

Si somos del sexo masculino, pues hay más incidencia en hombres que en mujeres. Si fumamos. Si poseemos antecedentes familiares. Si tenemos EPOC. Si necesitamos ventilación mecánica y si hemos tenido un neumotórax previamente.

De por sí cuando se presenta este evento ya es complicado y requiere la intervención del médico, no se puede dejar pasar porque puede seguir filtrándose aire si la abertura del pulmón no se logra cerrar. En ese caso se necesitara de una cirugía.

El diagnóstico puede hacerse rápidamente a través de una radiografía de tórax y de requerirse un estudio más profundo, se ordena una tomografía computarizada.

Al establecer tratamientos, el médico tiene un primer objetivo, aliviar la presión del colapso y permitir que pueda volver a expandirse. Otra meta secundaria sería evitar que reaparezca. Así, la metodología en cada caso va a depender de la gravedad y del estado de salud del paciente.

Si la zona colapsada del pulmón es muy grande, posiblemente se tenga que utilizar una aguja o sonda para retirar el aire excesivo. Se puede conectar una sonda pleural a un dispositivo de succión que elimine aire de la cavidad torácica de forma continua.

Reparación no quirúrgica, la fuga de aire se puede corregir:

Utilizando una sustancia que irrita los tejidos alrededor del pulmón para sellar cualquier fuga. Esto puede lograrse a través de un tubo o sonda, pero se puede hacer durante la cirugía que se hace por medio de pequeñas incisiones. Extrayendo sangre del brazo y colocar en el tubo del tórax. La sangre crea un parche fibrinoso en los pulmones (parche de sangre), que puede sellar la fuga de aire. Pasando una sonda delgada abajo de la garganta hacia los conductos de aire para colocar una válvula unidireccional. La válvula permite que el pulmón vuelva a expandirse y la fuga de aire de corrija.

Si un paciente sufre un colapso pulmonar es posible que sea más propenso a sufrir otro en el futuro si continúa fumando, comienza a hacerlo o ha tenido dos colapsos de este tipo en el pasado.

Normalmente, el pronóstico para esta afección dependerá de las causas que lo provocaron.

Se pueden producir, además, otras complicaciones del neumotórax, como, por ejemplo, el shock. Esto ocurre si existen lesiones o infecciones graves, una inflamación que se haya agravado o hay líquido en los pulmones. 

Atento al posible colapso de tus pulmones, cuídate.

Impactos: 5

Deja un comentario