MI HIJO FUE MORDIDO POR UN PERRO, ¿PUEDE ESTAR INFECTADO POR EL VIRUS DE LA RABIA?

A menos que te hayas aplicado la vacuna, si has adquirido el virus de la rabia, esta enfermedad puede tener en ti un desenlace fatal. Este virus puede ser transmitido a otras personas por la saliva de animales portadores. Éstos pueden incluir, coyotes, mapaches, mofetas, zorros y más comúnmente, perros; habitantes de países subdesarrollados o en vías de desarrollo.

Este virus de la rabia provoca síntomas parecidos a los primeros malestares de la gripe como por ejemplo fiebre y dolor de cabeza. Pero posteriormente sobrevienen las náuseas, vómitos, confusión, hiperactividad, nerviosismo, mucha dificultad para tragar, excesiva producción de saliva, alucinaciones, así como eventualmente parálisis facial y dificultad para dormir.

Si eres mordido por un animal que tenga rabia, es altamente probable que la contagies. Por otro lado, aunque no sientas una mordida como es el caso de los murciélagos que muerden sin despertarte, debes estar alerta.

La manera en el que el virus se extiende es a través de la saliva de animales infectados cuando muerden a otro animal o a una persona. En muy raros casos, se transfiere cuando el animal con rabia lame una herida en la piel.  Entre los animales que más comúnmente traspasan el virus de la rabia, están por ejemplo las mascotas como caballos, hurones, cabras y perros. En el caso de los animales salvajes, marmotas, zorrillos, murciélagos, monos, castores, coyotes y  mapaches. Este virus, rara vez se transmite en personas que reciben un trasplante que proviene de una individuo  infectado.

Las probabilidades de contraer esta enfermedad van a aumentar si trabajas en un laboratorio de virología, si tienes una herida en la cabeza, lo que permite que el virus llegue con más rapidez al cerebro, si viajas a países subdesarrollados o en vías de desarrollo donde la rabia tiene mayor incidencia cómo en África o Sudeste Asiático, o si vives en estos lugares, si tienes contacto con animales infectados y si exploras cuevas sin tomar precauciones.

Existen varias formas para reducir la posibilidad de contagio:

.Si tienes perros y gatos o hurones, debes vacunarlos contra la rabia.

.Es necesario supervisar a las mascotas cuando están en el exterior de la casa o entran en contacto con animales salvajes.

.Se debe reportar a las autoridades si observas animales deambulando por las calles, como perros y gatos.

.Evita el contacto con animales salvajes bajo sospecha de que puedan estar contagiados.

.Mantén a los murciélagos lejos de tu hogar.

.En el caso de que decidas viajar a un país donde la rabia es frecuente, vacúnate.

Justo después que te ha mordido un animal con rabia no hay forma de determinar que te lo ha transmitido. En estos casos, el médico indica un tratamiento para evitar que la herida te infecte. La rabia suele ser fatal o mortal. Solo un pequeño número de personas ha sobrevivido a la infección.


Como es difícil de determinar si el animal que te mordió tiene rabia y si no se puede encontrar al animal, te someterás a una serie de inyecciones de acción rápida como la de inmunoglobulina que se coloca en la zona afectada por la mordida, y en un período de 14 días unas vacunas para que el cuerpo aprenda a identificar y contrarrestar el virus.


Para poder determinar si el animal tiene rabia debe observarlo durante unos diez días después de la mordida, porque si éste permanece sano no tiene rabia. En el caso de los animales salvajes, allí corresponde capturarlos para analizar si tienen el virus de la rabia, pero cuando el animal no se puede encontrar, es necesario suponer que tenía rabia y te corresponden las inyecciones.

Protégete de la rabia, suele ser mortal.

Impactos: 3

Deja un comentario