¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA ORQUITIS?, ENTÉRATE QUÉ LA PRODUCE Y CÓMO SE TRATA

Cuando los testículos se inflaman (aunque puede ocurrir en uno solo) a razón de una infección bacteriana  (producto de una transmisión sexual) o viral (como es el caso de los virus de las paperas que pueden provocarla), se le conoce como orquitis.

En el caso de la de origen bacteriano, se le asocia con la epididimitis, que es la inflamación del tubito enrollado (epidídimo) posterior al testículo.

Dolor e infertilidad son las principales consecuencias de la orquitis. Si se trata con medicamentos, se alivian los síntomas de la bacteriana y viral. Pero la sensibilidad del escroto, otra consecuencia, puede tardar semanas.

La orquitis  puede presentarse súbitamente y produce inflamación, dolor, cuadro febril, náuseas, vómitos y malestar general.

Si tienes dolor o inflamación en el escroto, especialmente si la dolencia se produce repentinamente, consulta con el médico de inmediato.

Ahora bien, no solo la orquitis provoca dolor en el testículo,  una torsión en el cordón espermático también lo pueden causar. Por tanto, el médico, al examinar debe determinar qué trastorno es el que está causando dicho dolor.

En muchos casos, la orquitis bacteriana se produce como consecuencia de la epididimitis. Por lo general, ésta se produce por una infección de la uretra o de la vejiga que se disemina al epidídimo.

A menudo, la causa de dicha afección es una infección de transmisión sexual.

El virus de la parotiditis generalmente provoca orquitis viral. Casi una tercera parte de los hombres que contraen paperas después de la pubertad padece orquitis, generalmente entre cuatro y siete días después de la aparición de las paperas.

Aumentas tu probabilidades sufrir de orquitis si: no estas vacunado contra las paperas, tienes infecciones urinarias recurrentes, si te sometes a una intervención en los genitales o vías urinarias y si naces con malformaciones en estas vías.

Otras razones, como tener varias parejas sexuales, mantener relaciones con una persona con ETS, no usar preservativos y tener antecedentes personales, te hacen aún más propenso a padecer de orquitis.

Cuando la orquitis se complica puede producir atrofia del testículo, absceso escrotal e infertilidad.

Al acudir al doctor, este hará un examen físico, para corroborar si los ganglios linfáticos a nivel de la ingle estan inflamados y, tambien puede hacer un examen rectal para verificar el estado de la próstata.

Si presentas secreciones de la uretra, se introduce un hisopo estrecho por la punta del pene para obtener una muestra de secreción. Y detectar ETS.

La muestra se analiza en el laboratorio para detectar gonorrea y clamidiosis.

Otros exámenes incluyen el de orina y una ecografía para evaluar el dolor testicular. En este caso se utiliza principalmente la ecografía Doppler a color para observar el flujo sanguíneo  hacia los testículos y determinar si es mayor de lo normal. Esto ayuda a confirmar el diagnóstico de la orquitis.

La orquitis bacteriana se puede tratar con antibióticos. Además, El descanso, el soporte del escroto con un suspensor atlético, la aplicación de compresas de hielo y el uso de analgésicos pueden ayudar a aliviar el dolor.

En el caso de la viral, el tratamiento está dirigido a aliviar los síntomas. Tu médico puede recomendar lo siguiente: antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno o naproxeno. Reposar en la cama y elevar el escroto. También mejora con compresas frías.

Existe la creencia popular de que algunos alimentos pueden ayudar a frenar la enfermedad, sin embargo, no es así según expertos. Si hubiese algún alimento capaz de evitar las infecciones, se recetaría, pero hoy por hoy solo se puede ayudar con algunos comestibles que disminuyan la inflamación, aunque tampoco son tan útiles como para tenerlos en cuenta o tratarse exclusivamente con ellos.

Cuida tu salud.

Impactos: 2

Deja un comentario