¿CÓMO COMBATIR LA PIEL SECA?, UN TRASTORNO DERMATOLÓGICO ANTIESTÉTICO

Si vives en zonas calientes o frías y, además te haces baños de agua tibia-caliente durante mucho tiempo, puedes desencadenar lo que se conoce como piel seca, que no es un trastorno para preocuparse pero desde el punto de vista estético puede ser molesto.

Muchas personas alivian los síntomas de la piel seca usando cremas hidratantes y evitando el uso de jabones fuertes que resecan la piel.

Si este trastorno se torna grave, es necesario que exista una evaluación del médico especialista, en este caso es un dermatólogo.

La piel seca suele ser temporal y básicamente sólo se presenta durante el invierno. Pero en otros casos se puede padecer de por vida, y, va a depender de la edad, el estado de salud del paciente y el lugar donde se vive.

La piel seca provoca una sensación de que están tirando de ella, se siente áspera, ocurre comezón, además, existen líneas o grietas superficiales  y otras profundas que además pueden sangrar e infectarse, acompañadas de un enrojecimiento atípico de la piel.

Cuando acudes al especialista, es porque ya te preocupa este trastorno, y porque, a pesar de tus esfuerzos por aliviarla en casa, no mejora.

Lo factores ambientales son los más usuales causantes de la piel seca o xerosis. Por ejemplo, la piel se reseca mucho en la estación de invierno, por la exposición a las chimeneas de leña y a los calentadores de ambiente. Como consecuencia del clima frío, se toman muchos baños de agua caliente lo que promueve la resequedad cutánea. Nadar en una piscina con mucho cloro, usar detergentes y jabones fuertes tienen como objetivo eliminar la capa de aceite de la piel, lo que desencadena también la resequedad. Otras afecciones pueden provocar xerosis, como por ejemplo la dermatitis atópica o psoriasis.

En todo caso, puedes aumentar además la probabilidad de sufrir de piel seca si tienes más de 40 años, vives en climas secos  y fríos o con poca humedad, si laboras en un ambiente  en donde se requiere que sumerjas tu piel en el agua por tiempo prolongado (enfermera o peluquera), y nadas frecuentemente en piscinas con cloro.

Cuando la piel seca se complica, es posible que acarree una dermatitis atópica o eczema, en la que se puede presentar enrojecimiento y agrietamiento de la piel e inflamación. Adicionalmente, a través de las grietas que se producen pueden ingresar bacterias y provocar infecciones.

Las recomendaciones que se sugieren poder prevenir la piel seca son: humedecer constantemente la piel con cremas hidratantes, limitar la exposición al agua, es decir, tomar duchas que no pasen de 10 minutos, que no sean calientes sino tibias. Evitar jabones fuertes que resecan la piel, y en invierno abrigarse muy bien y, de ser posible, usar guantes si vas a meter las manos en agua y más aún si es jabonosa.


Cuando acudes al médico, éste realiza un examen físico y hace preguntas acerca de la historia clínica a ver si tienes antecedentes. Asimismo, el doctor podría ordenarte ciertos exámenes que pueden diagnosticar y verificar la piel seca, y además, podrá descubrir si padeces otras afecciones que pudieran estarla provocando, como por ejemplo, hipotiroidismo.

Es muy frecuente que los médicos indiquen al paciente  que deben hacer un cambio en el estilo de vida. Dándote recomendaciones como las ya mencionadas. La indicación  de cremas hidratantes es muy común, el no tomar baños calientes y además prolongados y, si tienes la piel muy seca debes usar una crema, de venta libre, que por lo menos contenga ácido láctico y urea.

Ahora bien, si la enfermedad de la piel es más grave como la dermatitis atópica, Ictiosis o psoriasis, es probable que prescriba cremas que comúnmente se recetan para otros tratamientos.

La piel seca puede dar lugar a la dermatitis y esta provoca picazón y enrojecimiento de la piel. Una solución para estos casos son las lociones con hidrocortisona. En adición, puede que te sugieran la colocación  de vendajes húmedos para evitar la penetración de bacterias que puedan infectar las heridas ocurridas por el agrietamiento de la piel.

Pero, por otro lado, puedes aplicar también sobre la piel, aceite para bebé porque el efecto de éste es más duradero que el de las cremas humectantes. Otra posibilidad puede ser la vaselina, pero en este caso, quizá pudieras utilizarlo sólo en la noche. Por otro lado, limita el tiempo de los baños con agua tibia o agua caliente, jabones muy potentes que resecan la piel, y colócate crema después del baño. De ser posible enciende un humidificador para mantener la piel húmeda y trata de investigar qué tipo de telas son las que pueden cuidar tu piel. Luego que elijas tu ropa o las telas, utiliza detergentes que no sean fuertes y evita el uso del cloro. Para evitar la comezón, usa frecuentemente compresas frías en la zona afectada, y para disminuir la inflamación usa cremas con hidrocortisona que son de venta libre.

Tu salud es primero, cuida la piel.

Impactos: 2

Deja un comentario