FATIGA OCULAR, CAUSAS Y RECOMENDACIONES PARA EVITAR ESTE TRASTORNO DE LA VISIÓN

A menos que padezcas de alguna enfermedad visual no diagnosticada, las causas más comunes de lo que se conoce como fatiga ocular son las que están relacionadas con el uso intenso que le damos en ocasiones a los órganos de la visión, nuestros ojos.

Ejemplos: cuando conducimos grandes distancias fundamentalmente en las noches, o si miramos durante mucho tiempo la pantalla del ordenador, teléfono u otro dispositivo, o si simplemente vemos mucha televisión y no mantenemos la distancia adecuada frente a la pantalla. También cuando leemos sin descansar la vista,  nos exponemos a la luz muy brillante, tratamos de realizar ciertas actividades con luz muy tenue. Asimismo cuando tenemos un problema de vista no diagnosticado, estamos estresados y cansados o expuestos al viento seco, o colocados frente al sistema de calefacción o acondicionadores de aire.

Esta afectación de la visión suele ser molesta, desaparece cuando  descansamos o tomamos otras medidas para mitigar el cansancio.

Sabemos que tenemos fatiga ocular cuando: nos duelen los ojos, además de la cabeza, cuello, hombros y espalda, sentimos ardor o picazón, visión borrosa o doble, sensibilidad a la luz, dificultad para concentrarse y una sensación de no poder mantener los ojos abiertos.

En la actualidad, el uso prolongado de las computadoras es una de las causas más frecuentes de la fatiga ocular. Ya cuando permanecemos por más de dos horas diarias frente a la pantalla, estamos corriendo el riesgo de padecer esta afección.

En estos casos, cometemos algunos errores durante el uso de ordenadores:

Casi no parpadeamos, parpadear hace que lubriquemos más los ojos.

No guardamos la distancia y el ángulo adecuados entre los ojos y la pantalla.

Utilizamos ordenadores con mucho brillo.

Emplear dispositivos con muy poco contraste entre texto y fondo.

Un desequilibrio del músculo del ojo o visión no corregida, puede causar o empeorar la fatiga visual ocasionada por la computadora.

Realmente, cuando ocurre la fatiga ocular ésta no trae consecuencias de gravedad, solo que suele ser desagradable, irritante y reduce tu capacidad de concentrarte.

Si te preocupa, te ocurre frecuentemente, y te está afectando en las actividades diarias, en el trabajo u hogar. Acude al profesional de la salud visual (oftalmólogo), este te preguntará sobre ciertos factores de riesgo que te están causando la afección y realizará un examen oftalmológico (examen de vista).

Para tratar la fatiga en tus ojos, debes hacer simplemente cambios en tus hábitos diarios. En algunos casos es necesario indicar lentes para ciertas actividades y así reducir el cansancio. En otras, se puede aconsejar que tomen descansos periódicos.

Las recomendaciones que verás a continuación te ayudarán a mitigar el cansancio visual:

Al ver televisión, resulta beneficioso para tus ojos, el tener la habitación con iluminación tenue, no oscura.

Cuando leas o hagas un trabajo en el que requieras minuciosidad, coloca la fuente de luz a tu espalda y dirígela hacia tu página o trabajo. Así lograrás que la luz no brille frente a tu cara.

Descansa lo más que puedas de manera periódica, mirando a otra parte, cerrando los ojos por algunos minutos, incluso la siesta es aconsejable.

Ponle límites al tiempo que usas estando frente a las pantallas, tanto de tv como de computadoras y teléfonos.

El uso de lágrimas artificiales es recomendable en estos casos pues, mantienen los ojos húmedos y lubricados.

No uses las gotas para los ojos con un removedor de enrojecimiento, ya que se pueden empeorar los síntomas del ojo seco.

Trata de mejorar la calidad del aire. Puedes usar humidificador, ajustar el termostato del acondicionador de aire y, muy importante, deja de fumar.

Si te corresponde usar lentes de contacto, es bueno que elijas los adecuados para el trabajo en computadora. Esto se lo debes preguntar al optometrista.

Si cuando uses el computador, sigues las siguientes recomendaciones, de seguro te va mejor y podrás reducir la fatiga ocular.

Refresca los ojos con mucha frecuencia, esto se consigue pestañeando más de la cuenta.

Descansa la vista. Existe una regla llamada 20-20-20, si estas en el computador, cada 20 minutos mira para otro lado a objetos que estén a 20 pies (unos 6 metros de distancia de ti) durante 20 segundos.

Controla la iluminación y reduce el reflejo.

Utiliza una lámpara de escritorio que se ajuste a tus necesidades de iluminación.

No coloques el monitor frente a una ventana iluminada o frente a una pared blanca.

Ajusta el brillo de la pantalla, de manera que no te moleste su reflejo.

El monitor debe estar a la altura de tus ojos (lo ideal) y a un brazo de distancia de tus ojos.

El uso de un atril para documentos que necesites consultar mientras trabajas en la computadora, es útil para reducir el movimiento de giro del cuello y la cabeza.

La fatiga ocular puede aliviarse con productos naturales como el extracto de arandino y omega-3 del aceite de pescado, pero esto necesita ser más investigado. Debes consultar con tu médico.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad por el bien de tu salud visual.

Impactos: 1

Deja un comentario