Presión arterial normal en mayores de 50 años


Para medir la tensión arterial, los médicos observan dos cifras. La tensión sistólica o tensión alta, y la tensión diastólica o la tensión baja. De acuerdo a estas mediciones, una persona tiene tensión arterial alta o hipertensión si sus niveles están por encima de los 140 mm Hg y los 90 mm Hg. De acuerdo a las últimas investigaciones realizadas, esta escala cambia cuando la persona tiene 50 años o más.
Lo que la investigación recalca es que la tensión sistólica aumenta con la edad y la diastólica por el contrario, disminuyen a partir de los 50 años. Es decir, que de acuerdo a estas investigaciones una persona mayor de 50 años sufrirá de hipertensión si tiene la tensión sistólica, alta.
Por otra parte, la mayoría de las personas que sufren de hipertensión tienen edades por encima de los 50 años, y por tanto se concluye que esto se debe a la tensión sistólica, por lo que es ilógico tomar en cuenta la tensión diastólica a partir de esa edad.
Las medidas de la tensión sistólica es mucho más difícil de controlar en los adultos mayores de 50 años, pero si se maneja para el tratamiento únicamente la tensión sistólica; además de ser una cifra fácil de manejar entre doctor y paciente (se proporciona un único número), este será un parámetro preciso. Igualmente, se propone que en las campañas de salud también se proporcionen un único valor y esto dará mayor información a la comunidad y se tomará mayor conciencia de la hipertensión.
Los casos de hipertensión arterial en personas mayores de 50 años se elevan a 40% y un 68% en mayores de 60 años, por lo que se considera un problema de salud pública; siendo la primera causa de mortalidad prematura en el mundo.
Tomando en cuenta la medición de la tensión sistólica, se ha establecido que la tensión normal debe estar por debajo de los 135 para adultos mayores de 50 años.
Para el tratamiento, también debe tomarse en cuenta otras características como los hábitos alimenticios de paciente hipertenso y no dejar sin observación a las personas que tienen una tensión normal – alta. Todas estas recomendaciones son debidas a la prevención que debe tenerse en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
Algunas consideraciones para el tratamiento, son las siguientes:

  • Uso de bloqueadores del sistema renina-angiiotensina con antagonistas del calcio, para pacientes con mayores riesgos y para prevenir alteracines metabólicas.
  • Tratamiento hipertensivo para pacientes con diabetes desde el comienzo de la enfermedad, incluyendo un bloqueante del sistema renina-angiotensina y una combinación de al menos dos medicamentos antihipertensivos.
    Sin embargo, todos estos tratamiento y la forma de abordar la tensión arterial en personas mayores de 50 años debe ser tratada de manera exhaustiva por un médico, quien debe realizar un estudio médico completo, ya que en la mayoría de los casos estas personas tienen varias enfermedades crónicas que pueden favorecer o desmejorar un tratamiento sobre el otro
    Palabras claves: Tensión arterial, Hipertensión, tensión sistólica, antihipertensivos
    Fuentes:
  • https://www.elmundo.es/elmundosalud/2008/06/17/corazon/1213729452.html

Impactos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 − 81 =