Cultiva tu belleza día a día

Incorporar algunos cuidados diarios a nuestra rutina nos ayudará a lucir más hermosas y saludables en estas líneas te ofrecemos algunos consejos útiles y prácticos. Sólo queda de tu parte crear el hábito. Desde la escogencia del jabón hasta la utilización de productos adicionales todo tiene incidencia en tu aspecto.

Infaltable: El 1, 2 y 3

El maquillaje, el sudor, la contaminación, el sol … todos ellos son elementos que afectan la piel del rostro. Seguramente habrás escuchado hablar del método del 1-2-3, pero ¿realmente lo aplicas?

  1. Limpiar

Como su nombre lo dice, se trata de eliminar todas las impurezas que se acumulan en la piel facial, del cuello e, incluso, del busto. Para ello es fundamental escoger un producto que se adapte a tu tipo de piel, de manera de evitar tanto la grasa como la resequedad.

Con lavar el rostro por las noches antes de dormir es suficiente; en la mañana puedes utilizar simplemente un splash para refrescar. Un buen tip es colocar el producto limpiador en la ducha, junto al jabón y el champú. Así nunca te olvidarás de hacerlo.

2. Equilibra

Una vez la piel está lilbre de impurezas, lo ideal es utilizar un tónico que ayudará a restaurar la hidratación de la piel, además de refrescarla y protegerla. Para ello se utiliza un tónico, aplicado con un algodón dando suaves golpecitos, que permitirán la penetración de producto. Es la transición perfecta entre la limpieza y el siguiente paso.

3. Hidratar

Tu cara ua está lista para que le apliques una crema nutritiva que, aparte de hidratarla, estimulará la regeneración de los tejidos y te ayudará a relajarte, sobre todo si lo haces justo antes de dormir. Un suave masaje, aunque sea breve, te hará olvidar del estrés del día. Escoge un producto rico en vitaminas y nutrientes.

Aparte de esta rutina nocturna, también es muy importante que en el día, antes de salir, utilices crema o maquillaje con bloqueador solar, el cual protegerá tu piel y evitará la aparición de manchas en la cara. También puedes aplicarte una cera especial para los labios y así te olvidarás de la resequedad.

De los pies a la cabeza

La piel es el órgano mas grande del cuerpo humano, pero muchas veces no le prestamos la atención debido. Desde la escogencia del jabón hasta la utilización de productos adicionales, todo tiene incidencia en su aspecto. El mercado ofrece una gran variedad de productos para la ducha. No es correcto utilizar un jabón familiar, pues cada uno de nosotros tiene un tipo distinto de piel y debe usar el más adecuado. Por ejemplo, las personas de piel seca deben evitar los limpiadores con alcohol, mientras que aquellas de piel grasosa necesitan un producto que elimine ese aspecto aceitoso.

Exfoliarse una o dos veces a la semana mientras nos duchamos favorece la eliminación de células muertas. Sin embargo, esta tarea no se debe incorporar a la rutina diaria pues puede llegar a lastimar capas de piel más delicadas debajo de la superficie.

Finalmente, una loción corporal hidratante y/o reafirmante te prevendrá algunos problemas como la flacidez y la aparición de estrías, además de darle un tono brillante y una suavidad extra a tu cuerpo.

Todos los cuidados que a diario necesitamos para lucir bien, no son más que tiempo que inviertes en ti misma, pero recuerda que ante todo, tu debes ser la primera en estar a gusto con tu cuerpo. Por lo tanto, haz las cosas que te gustan, practica algún deporte que te llene de energía y vitalidad, busca tiempo para relajaste, meditar, descansar y oír la música que más te despeje, camparte con seres queridos y nunca te olvides de sonreír. No hay mejor demostración de belleza que una sonrisa.

Palabras claves: Belleza, piel, pies, flacidez

Fuentes:

  • https://www.nosotras.com/belleza/trucos-faciles-para-cuidar-tu-belleza-11146
  • https://canalsaludybelleza.com/cuida-tu-belleza/

Impactos: 8

Deja un comentario