Color para tus labios

Hablamos de un elemento que podría considerarse casi como parte de la condición femenina. Es un pequeño-gran fetiche capaz de transformar nuestro look en un instante e incluso hacernos sentir poderosas. Es tanta la popularidad de ese elemento  del maquillaje que ni en la peor crisis económica han dejado de comprarse nuevos labiales. Está comprarse nuevos labiales. Está comprobado que en épocas de recesión se disparan, automáticamente, las compras de barras de labios, sobre todo las de color rojo. Quizás la explicación a este fenómeno, que se conoce como la regla “Lipstick index”, es que las mujeres ante malos tiempos solemos consolarnos con pequeñas compras que tan solo dejen una sutil huella en nuestra tarjeta de crédito.

El rojo perfecto

¡Larga vida al rojo! No existe un color que simbolice mejor la pasión, el romance y la seducción. Desde Cleopatra hasta el siglo XXI el rojo se mantiene como rey absoluto. Y es que los labios escarlatas lo puede todo, son inocentes y sensuales a la vez. Son capaces de armar un look completo al que solo le haría falta agregar una piel bien cuidada y si acaso un poco de máscara en los ojos. Eso sí, la clave para lucirlos es la confianza y probar cuantos tonos sean necesarios hasta encontrar el que más favorezca con tu color de piel.

Ahora, para llevar el rouge clásico hace falta seguir algunos trucos. El reconocido makeup artrist británico, Dick Page, aconseja que cuando de rojo se trata es mejor que saltes el paso del delineador. Con el rojo no queremos que los labios se vean tan precisos y hay otras maneras de mantener el color en su lugar, como él mismo recomienda, agarrar un Q-tip y sumergir en polvos sueltos y luego pasarlo por los bordes del labio. Si quieres un rojo sutil, la opción es colocar labial en el centro del labio inferior y luego regarlo con los dedos. Así vas a conseguir el efecto del rojo, pero ligero. Para que luzcan más sensuales, añade un brillo potente solo en el centro para que se vean jugosos pero no hiper brillantes. Y por último, para evitar la pintura en los labios, no hay mejor opción que el truco de la vieja escuela: meterse un dedo en la boca y sacarlo lentamente con el fin de limpiar el exceso de pintura.

Trucos básicos para un acabado perfecto

El primer paso de cualquier maquillaje es la base facial. La misma no debe faltar en tu boca. Coloca un poco de base en los labios y luego empólvalos, esto ayudará a fijar mejor el color posterior.

Una de las principales quejas de las chicas referente a la pintura en sus labios es que se cae muy rápido. Una solución es pintar con el color deseado y posteriormente aplicar una fina capa de vaselina. Además de mantener el color por más tiempo, notarás una luminosidad extra. Otros maquilladores recomiendan aplicar el color, luego darle un beso a  un pañuelo para remover la pintura sobrante, y posteriormente volver a aplicar el mismo color.

Es importante que siempre respetes la forma natural de tus labios, pero con la ayuda de un delineador puedes jugar con tu propia apariencia y tornarlos más gruesos, más delgados o modificarlos a tu gusto. Por ejemplo, si tienes unos labios lineales, dale al labio superior las formas de un corazón, si tienes los labios caídos, redibuja las comisuras de los labios hacia arriba, o si tu labio superior tiene un ángulo muy marcado, puedes redondearlo.

Recuerda que el delineador que elijas debe ir en concordancia con el tono de la pintura. Procura que no sea radicalmente más claro o más oscuro.

Palabras claves: labios, pintura roja, delineador de labios, trucos labiales

Fuentes:

  • https://www.efeestilo.com/noticia/pintar-labios-rojos-perfectos-2018/
  • https://www.okchicas.com/tips/momentos-perfectos-pintar-labios-rojo/

Impactos: 9

Deja un comentario