Las uñas y la salud


Las razones del cuidado de las uñas por décadas ha tenido razones de belleza e higiene, que reflejan la personalidad de quien las posee; así como aspectos como los hábitos de consumo de cigarrillo o características de personalidad como pueden ser la disposición a fijarse en los detalles o no. Sin embargo, la apariencia de las uñas pueden también a ayudar a prevenir y detectar ciertas enfermedades.
Más allá de la estética; como ya sabemos, las uñas cumplen una función de protección de los dedos frente a los agentes externos; tales como: la contaminación, las heridas en las manos y dedos, etc. Además de esto, el estado visual de las uñas (su color, su textura, su grosor, entre otros aspectos) dan muchos indicios en cuanto a posibles enfermedades.
A continuación enumerados algunas evidencias físicas de las uñas y su relación con la detección de problemas de salud:

  • Uñas amarillentas: Son reflejos de problemas renales o en su nivel más básico, síntoma de altos consumos de cigarrillo.
  • Uñas blanquecinas: En muchas ocasiones son el reflejo de problemas hepáticos o renales.
  • Uñas secas y quebradizas: Este tipo de uñas son sinónimo de que posiblemente se tengan problemas de tiroides o anemia.
  • Uñas moradas o azuladas: Este es un síntoma de problemas de circulación o respiratorios.
  • Uñas con rayas. Si se observa con facilidad líneas horizontales en las uñas, esto tiene que ver con algún problema con la alimentación por falta de nutrientes o en su defecto enfermedades de la tiroides o alguna infección.
  • Uñas enrojecidas: Cuando se tiene uñas rojas lo mas probables es que tengamos un caso de índole cardiovascular.
  • Uñas verdosas: Las contaminaciones bacterianas hacen que en muchas ocasiones se visualicen las uñas de color verdoso.
  • Uñas con manchas negras: El cáncer de piel generalmente hace que las uñas tengan algunas manchas de color negro.
  • Uñas abultadas: Este tipo de uñas son típicas de las personas que están enfermas de psoriasis o tiña.
    En cualquiera de los casos anteriormente expuesto, es importante acudir al médico para verificar la verdadera razón de estas características, que solo levantan algunas alarmas, pero que en ningún caso debe interpretarse como un diagnóstico definitivo.
    Cuidado estético de las uñas
    En la mayoría de las ocasiones, el estado de las uñas y su apariencia amarillenta es debido a la constante exposición de productos como esmaltes y removedores, que al ser químicos muy agresivos, pueden ocasionar que se complique el retiro y eliminación completa de restos de los esmaltes y manchar las uñas. En estos casos, con dejar que las uñas “descansen” sin ningún tipo de químicos como corto tiempo, basta para que vuelvan a su estado natural. Sin embargo, si al pasar una semana, las uñas todavía están visiblemente manchadas, se debe acudir al dermatólogo para que éste de su punto de vista profesional sobre las verdaderas causas de dichos síntomas.
    En cualquiera de los casos, nunca debe pasarse por altos las medidas de cuidada y protección básica de las uñas. A continuación enumeramos algunas de ellas:
  • Limpieza diaria con agua y jabón de manos y uñas
  • Cortar las uñas siempre cubriendo la piel interior, con las esquinas redondeadas para así evitar que se encajen.
  • Uso periódico del esmalte, dejando espacios para que la uña se regenere.
  • Evitar el uso de uñas postizas por periodos muy largos de tiempo.
  • No eliminar las cutículas, ya que esta práctica va en contra del fortalecimiento de las uñas.
  • Usar guantes regularmente, sobre todo si las manos y uñas van a estar expuestas a tiempo muy prolongado dentro de agua y productos químicos de limpieza, tales como productos de limpieza de horno, baño, etc.
    Palabras claves: Uñas, limpieza de las uñas, signos y síntomas, estado de las uñas.
    Fuente: https://www.enfemenino.com/tratamientos/tus-unas-son-el-reflejo-de-tu-salud-sabes-interpretarlas-s1697455.html

Impactos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

59 + = 60