Fractura de cadera en la mujer

La cadera está sostiene cada lado del cuerpo y es imposible imaginar la vida si esta no existiera. En la vejez es cuando generalmente este hueso comienza a dar problemas, por algunas de estas causas: osteoporosis, artrosis, artritis reumatoidea o fractura de cadera.  Las fracturas de este hueso son una de las principales causas de reemplazo o alguna intervención quirúrgica en esta zona

En los deportistas, las lesiones de las caderas son muy frecuentes, sobre todo en aquellos deportes donde se realizan flexiones extremas de la cadera; como es el caso del futbol o el karate.

El sexo femenino tiene tres veces más posibilidades de tener una fractura de cadera durante su vida, debido a que por sus características hormonales, sufren con más frecuencia de osteoporosis.

La osteoporosis es una enfermedad en la cual disminuye la cantidad de minerales en los huesos, perdiendo fuerza y por un defecto en la absorción del calcio, los convierte en quebradizos y propensos a las fracturas.  La pérdida hormonal durante la etapa de la menopausia, la falta de vitamina D, deficiencias en el consumo de calcio; así como el consumo de tabaco, cafeína, alcohol; y una vida sedentaria, propician la posibilidad de padecer osteoporosis.

Otra causa importante, son las posibles caídas, sobre todos de la personas de la tercera edad. Esto en muchos casos se produce por problemas visuales, pérdida del equilibrio al caminar. En este caso, las mujeres tienen la desventaja de la osteoporosis, al producirse una caída y con ella fracturarse.

Las fracturas de cadera se pueden evitar. Una de las principales prevenciones está sobre el tratamiento de la osteoporosis, consumiendo suplementos de calcio y vitamina D, y con una alimentación apropiada para estos casos, actividad física frecuente, disminución del consumo del cigarrillo y el alcohol; así como, realizar anualmente un examen llamado: Densitometría Ósea.

Por otra parte, también es importante prevenir las caídas. Una de cada tres, se pueden evitar. A continuación, se proporcionan algunas recomendaciones:

* Acudir al oftalmólogo para tratar problemas de vista o equilibrio, que faciliten las caídas sobre todo en personas de la tercera edad; y particularmente del sexo femenino.

* Si se convive con ancianos, colocar cintas adhesivas anti resbalantes en las zonas peligrosas de la casa, tales como el baño, la cocina o las escaleras.

* Conversar con los ancianos para que eviten bajar o subir muy frecuentemente por las escaleras, ya que es aquí donde ocurren los mayores accidentes.

* Las personas que realizan ejercicio físico con regularidad, son menos propensos a tener caídas, ya que el ejercicio mejora la coordinación, elasticidad y fuerza muscular. Especialmente, las actividades que se desarrollan levantando peso.

* Se debe tener mucho cuidado con las pastillas para conciliar el sueño, ya que muchas caídas son provocadas durante la mañana, cuando la persona está todavía sobre los efectos del somnífero.

* Se debe tener precaución con los perros, gatos u otros animales domésticos; estos pueden entorpecer el paso de las personas mayores y producir alguna caída.

* Los ancianos y sobre todo las mujeres, pueden utilizar protectores de cadera con la finalidad de evitar fracturas en el caso que se caiga.

* Evitar áreas de la casa poco iluminadas; así como alfombras o tapetes en el piso y zapatos de suela resbalosos.

Como se puede ver, las causas de las caídas y las fracturas de cadera en la mujer, dependen en gran medida de la prevención que se realice desde tempranas edades, para así llegar a la madurez con pocos riesgos y altas posibilidades de llevar una vida adulta en plenas condiciones físicas y mentales.

Palabras claves: Osteoporosis, Caídas, Fracturas, Cadera

Fuente: http://www.tucanaldesalud.es/es/tusaludaldia/articulos/fracturas-cadera-frecuente-mujeres

Impactos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 54 = 62