¿Qué es el Virus del Papiloma Humano o VPH?

Una de las infecciones transmitidas por contacto sexual el virus del papiloma humano (VPH) y es una de las infecciones genitales más comunes, se sabe que existen al menos doscientos tipos de este virus identificados que pueden afectar tanto la piel, la zona de la boca y la zona genital o anal, pero solo un poco mas de cuarenta de ellos son los que afectan la zona genital, por lo que este virus se divide en dos grandes grupos:

  • Los VPH señalados como de “bajo riesgo”, los cuales se asocian principalmente con lesiones benignas como verrugas y no son capaces de evolucionar en células cancerosas.
  • Los VPH señalados de “alto riesgo”, cuya peligrosidad radica en que pueden alterar las células lo que lleva a producir células precancerosas que con el tiempo pueden evolucionar en cáncer. En este renglón se encuentra los VPH capaces de producir el cáncer de cuello uterino, y también se le ha relacionado con algunos cánceres de boca y garganta.

Al ser una infección tan común. Es bastante probable que la gran mayoría de las personas sexualmente activas se haya contagiado de VPH en algún momento de su vida, por lo general el virus es inofensivo por lo que cuerpo es capaz de combatir la infección y este tienda a desaparecer de forma espontanea, esto hace que la mayoría de las personas no sepa que estuvo contagiada ya que no llegan a presentar síntomas de la infección, cuando el cuerpo es incapaz de combatirlo entonces puede llegar a provocar verrugas genitales o cáncer.

La transmisión del virus de una persona a otra, ocurre al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona infectada a pesar de que esta no muestre síntomas, este virus no se contrae al usar inodoros, o compartir cubiertos o en la piscina, además el virus se puede propagar aun cuando no haya habido eyaculación o penetración. De modo que, toda persona que sea sexualmente activa es susceptible de contagiarse en algún momento de su vida, incluso si solo ha tenido una sola pareja en su vida. Otra particularidad de este virus es que pueden llegara  aparecer síntomas de la infección años después de haber estado con la persona infectada, por lo que si se han tenido múltiples parejas sexuales se dificulta saber cuando se produjo la infección por primera vez.

En la prevención del contagio del VPH,  el uso adecuado de preservativo o condón es importante al momento de mantener relaciones sexuales, en especial si no se posee una pareja sexual estable, además de que con su uso se esta previniendo el contagio de otras enfermedades de transmisión sexual, también es necesaria la educación sexual, una buen conocimiento sobre nuestra sexualidad y los riesgos que esta implica ayuda a ser mas consientes de su prevención. Mantener una relación monógama mutua y en el caso de las mujeres, la realización de la citología y controles periódicos ayuda no solo a descartar la infección sino también la detección y prevención del cáncer de cuello uterino.  

Actualmente en el mundo están disponibles algunas vacunas que han resultados ser efectivas para reducir la circulación de los virus de alto riesgo. No existe un tratamiento que cure de forma definitiva el virus una que se ha contagiado se debe aprender a lidiar con el, si el propio cuerpo es incapaz de combatirlo y aparecen las verrugas estas solo pueden tratarse, las lesiones de bajo riesgo por lo general no necesitan de tratamiento, son las células con tendencia cancerosa a las que hay que prestarle debida atención con la finalidad de que no se desarrolle un cáncer por lo que el control médico regular es la clave.

Palabras Clave: Virus, Infección, Infección, VPH.

Fuentes: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/enfermedades-de-transmision-sexual-ets/vph

Impactos: 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

44 − 35 =