Alimentación de la Madre Durante la Lactancia Materna

Son muchas las dudas que asaltan la mente de una madre, en especial aquellas que experimentan esta etapa por primera vez, y muchas de esas dudas tienen lugar durante la lactancia del bebé, especialmente sobre la alimentación que debe seguir la mujer durante esta etapa ya que algunos alimentos pueden influir en el buen desarrollo del bebé sobre todo en los primeros meses en que este depende exclusivamente de la leche materna que esta le proporciona, una dieta no equilibrada o centrada solamente en un grupo de alimentos puede causar que la leche carezca de alguna vitamina o nutriente necesario para hacerlo crecer sano y fuerte.

Por otro lado, es importante que la madre tenga una dieta sana porque su cuerpo esta exigiéndose para alimentar al bebé por lo que sino se alimenta bien la madre no contara con la suficiente energía para cuidar del bebé. Es importante saber, que la mujer experimentara mayor sensación de hambre y esto es normal ya que el cuerpo esta trabajando arduamente para producir la leche que necesita para alimentar al bebé, por lo que se recomienda que comer menos pero más veces en el día para ello siempre es bueno tener algún bocadillo saludable a la mano, con ello se calmara la sensación  de hambre y se evitara los ataques de ansiedad.

Algunos consejos que se pueden seguir durante la lactancia son el comer al menos 5 porciones de alimentos diarios entre frutas y vegetales, el consumo de proteínas como pollo, pescado y huevos también es importante, al igual que el consumo de carbohidratos como la pasta, el cereal y el arroz pero este se debe hacer con moderación, el consumo de lácteos no influirá en una mayor producción de leche en la madre pero si ayudara a mantener o aumentar las reservas de calcio que la madre esta perdiendo por la lactancia, por otro lado el consumo de líquidos es importante pero este debe ser aportado por las frutas, vegetales y la otra porción en agua.

Existen algunos alimentos que pueden llegar a cambiar el sabor de la leche materna, como los ajos o cebollas, esto no hará que el bebé coma más o menos, simplemente la madre debe observar que si después de haber consumido cierto tipo de alimento, el bebé al ser amantado se pone nervioso o no quiere alimentarse, es un indicativo de que a el no le gusta y será criterio de la madre el querer evitarlo o no, de todas maneras es bien sabido que mientras la madre esta embarazada el sabor de las comidas es transmitido a través de la placenta al bebé, por lo que él ya estará acostumbrado a los sabores de los alimentos que a la madre le gustan. Otros aspectos a considerar es que alimentos pueden provocar cólicos en el bebé, por lo general se recomienda evitar alimentos que provoquen gases como los frijoles, o ciertos tipos de té como el de ginseng, por otra parte algunos bebés pueden desarrollar alergia a algunos alimentos por lo que el médico especialista seguramente recomendara a la madre que evite su consumo.

Durante la lactancia materna, algunas madres pueden llegar a perder mucho peso, mientras que otras simplemente no bajan absolutamente nada, esto puede deberse a varios factores como el tipo de alimentación que lleva, cuanta actividad realiza, que tan rápido o lento es su metabolismo o si ya tenia problemas de sobrepeso antes del embarazo. Lo ideal es que la pérdida de peso sea de forma gradual, la mayoría de las mujeres pueden necesitar un año para regresar a su peso inicial. Es importante no empezar a perder peso antes de que el bebé cumpla los dos meses de edad, ya que si la mujer reduce su alimentación en esos primeros meses, la producción de leche se verá afectada.

Palabras Clave: Lactancia, Mujer, Madre, Alimentación.

Fuentes: https://espanol.babycenter.com/a900940/alimentaci%C3%B3n-para-una-mam%C3%A1-lactante-saludable

Impactos: 8

One thought on “Alimentación de la Madre Durante la Lactancia Materna

  1. Durante la lactancia la madre pierde un promedio de 1 a 2 kg al mes, de forma lenta y gradual, debido a la cantidad de energia que se utiliza para la produccion de la leche materna proveniente de la grasa que se almaceno durante el embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 31 = 39