Prevenir y diagnosticar a tiempo el cáncer ginecológico

El virus de papiloma humano es una de las causas más acusadas de provocar el cáncer ginecológico, específicamente cáncer de vagina, cérvix y vulva. El virus de papiloma humano es un término que engloba diferentes sepas de infección genital, en la mayoría de los casos el virus se instala y desaparece en la mujer sin que esta siquiera pueda darse cuenta, pero en otros muchos casos, el virus se instala y muta hasta convertirse en células malignas.

De modo que, la infección de VPH no es igual a desarrollar un tipo de cáncer ginecológico, pero si es importante estar protegida ante esta infección, para prevenirla, se recomienda una vacuna que protege contra este virus, esta vacuna se coloca entre los 11 y 12 años, pero también la pueden recibir mujeres entre 13 y 26 años.

El cáncer ginecológico se puede detectar por medio de un citología o prueba del Papanicolaou como también se le conoce, esta prueba es altamente recomendable para todas aquellas mujeres que ya iniciaron su vida sexual, manteniendo una repetición promedio de la prueba al menos una vez al año hasta los 65 años.

Es importante tener en cuenta que el cáncer ginecológico está compuesto por diferente tipos de cáncer, cada tipo se conoce de acuerdo a la zona en que se desarrolla, por lo que puede ser: el cérnix (cuello del útero), el útero, los ovarios, la vagina, la vulva y las trompas de Falopio, aunque este último sea uno de los más extraños.

No es posible definir cuál es el mejor tratamiento para este tipo de cáncer, este tratamiento debe establecerse con un equipo de ginecólogos y oncólogos calificados que trabajen de acuerdo a un tratamiento personalizado, de acuerdo al tipo específico de tumor, de acuerdo a las características del paciente y la disponibilidad de recursos.

Fuente: https://www.clinicaginecologica.org/patologias/cancer-ginecologico/

Impactos: 15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 2 =